La Casa, Como Patio de Recreo

Martes, 7 Octubre   

A los niños y las niñas les encantará ser los protagonistas de una ginkana y disfrutarán de lo lindo intentando superar las pruebas que, distribuidas por toda la casa, hayan pensado y preparado sus mayores especialmente para ellos. Organizar una búsqueda del tesoro (el tesoro puede ser un libro, un vale por un premio o un sencillo regalo) o solucionar un enigma al más puro estilo detectivesco (dejando huellas y pistas) pueden ser otras actividades muy emocionantes que se pueden desarrollar dentro de casa. Puede ser muy divertido preparar juegos de preguntas al estilo de los concursos de la televisión, en donde lo que se tenga que demostrar no sean tanto los conocimientos culturales, como el grado de conocimiento que existe entre los miembros de la familia. Preguntas del tipo: “Cuál es la comida favorita de papá o de mamá” o “Qué se llevaría el abuelo a una isla desierta”, pueden hacer reír a todos a carcajadas y asegurar un buen rato en familia.

Lo más divertido será que no siempre los padres y las madres sean los organizadores y que los niños y las niñas hagan el papel detectivesco a lo Sherlock Holmes, y se cambien los papeles. Ellos también deben implicarse e imaginar misterios que sus familiares tendrán que descubrir.